Autor: Johanna Sanabria, profesional de Maestrik


Al momento de estar interesado en aprender un segundo idioma, es indispensable analizar de qué manera se puede facilitar dicho proceso. Es por esta razón te presentamos una opción totalmente diferente a la forma tradicional de inscribirse en algún instituto. Cabe resaltar que el método nombrado anteriormente sea malo; sin embargo, queremos presentar una opción que ofrece varias ventajas que podrán favorecer el proceso de aprendizaje de inglés.

Esta opción de la que hablamos consiste en tomar clases particulares de inglés; es decir, una alternativa que permitirá cumplir con los objetivos propuestos desde un principio. Dicho esto, vamos a compartir 5 de las tantas ventajas que se pueden obtener al momento de contar con un profesor particular:

1. El avance es indispensable, las clases se desarrollan teniendo en cuenta el ritmo del estudiante

Es necesario entender que cada estudiante tiene un ritmo de aprendizaje diferente y es por eso por lo que algunos temas se tornan difíciles. Es por esto por lo que un profesor particular podrá hacer énfasis en el tema sin importar cuánto tiempo conlleve, lo cual favorecerá de cierta manera al estudiante, haciéndolo sentir que su avance en realidad sí importa. La idea principal en este punto es que el estudiante logre asimilar e interiorizar los temas de manera adecuada.

Esto permitirá un gran avance, sin dejar temas o dudas sueltas que pueden ser inconvenientes en un futuro.

2. Se tiene en cuenta la manera en la que cada estudiante aprende de manera más efectiva

En las clases particulares, el estudiante tendrá la ventaja de informarle al profesor cuál es la manera más efectiva que facilitará el aprendizaje. Partiendo de lo anterior se puede realizar un diagnóstico en el cual se logre identificar que actividades son las que pueden aportar al aprendizaje, de manera que se personaliza la enseñanza en cada estudiante.

Para lograr esto el profesor realiza actividades basándose en imágenes, audios o textos para reconocer cual es aquel que mejor se adapta al estudiante; su proceso y objetivos.

3. Se diseña material personalizado

Partiendo del punto anterior, cabe resaltar que el profesor en las clases particulares tiene la capacidad de crear o modificar material (actividades, libros, etc.) que se adapte exclusivamente a las necesidades del estudiante.

Este tipo de material personalizado puede apoyar el aprendizaje tanto en clase, como de manera autónoma en casa. Motivando así al estudiante a avanzar en su proceso.

En este punto, no se tienen en cuenta únicamente los aspectos académicos sino también los gustos, hobbies e intereses del estudiante.

4. El estudiante cuenta con tiempo suficiente para poder cumplir con los objetivos durante su proceso

Una de las ventajas de las clases particulares es que el profesor puede disponer del tiempo necesario para que los temas queden completos en su totalidad. Es decir, que el estudiante puede contar con la asesoría no solo dentro del salón de clases sino también por fuera, contando así con un medio de comunicación por el cual podrá hacer preguntas, sugerencias, etc.

5. Cada estudiante cuenta con un plan de estudios personalizado

Al momento de tomar las clases particulares, se realiza el diagnóstico previo y partiendo de eso, se diseña un plan de estudios que tiene en cuenta tanto las necesidades como los objetivos del estudiante.

Este plan tiene aspectos académicos y también tiene en cuenta los gustos al momento de revisar vocabulario, o realizar una actividad de speaking.

Para finalizar, cabe recalcar que estas son solo algunas de las ventajas que tiene tomar clases con un profesor particular; aún así, lo más importante es la comodidad del estudiante a la hora de aprender, bien sea de manera grupal o particular.


Reserva aquí con Johanna Sanabria tus clases de inglés.