Autor: Johanna Sanabria, profesional de Maestrik


La educación es un ámbito muy importante para todos los seres humanos. Esta ha venido evolucionando desde hace muchos años y la pandemia del COVID-19 ha cambiado exponencialmente la forma en la que nos educamos todos.

En este tiempo, la educación virtual es una de las favoritas por muchas personas ya que evitamos el contacto directo con otras personas. Sin embargo, hay muchas personas, especialmente con niños pequeños, que prefieren asistir a clases presenciales. Las clases virtuales han facilitado acceder a clases particulares, pero también las puedes tener de manera presencial. A continuación, te presentamos seis razones para que tomes tus clases con un profesor particular:

  1. Te sentirás cómodo con una persona que te aprende a conocer:  Al tener un mismo profesor con quien te ves frecuentemente para tomar tus clases, generan un vínculo de confianza. Esto es importante ya que te sentirás cómodo al momento de cometer errores en el proceso de aprendizaje y la corrección de los mismos también será más amena.
  2. Tendrás clases personalizadas que se ajustan a tus necesidades: Cuando tienes un profesor personalizado, el proceso de aprendizaje es más pensado en tus necesidades. Este profesor conocerá tus puntos fuertes y aquellos en los que debes trabajar un poco más. Por esto mismo, el profesor puede ajustar su metodología y su currículo para que logres tus objetivos.
  3. Tienes flexibilidad de horarios: Al tener un profesor personalizado, puedes llegar muy fácil a acuerdos con relación a las horas de encuentro. Ten en cuenta que debes tener en cuenta tus horas libres y las de tu profesor para que no haya ningún inconveniente. Así mismo, es importante respetar los espacios de clase que ya se han establecido y cumplir con puntualidad las horas acordadas.
  4. Tienes flexibilidad de espacios: Al momento de contratar un profesor particular tienes la facilidad de escoger el lugar de los encuentros. Si es presencial, puedes tomar tus clases desde la comodidad de tu casa o desde tu oficina; incluso puedes citarte con tu profesor en un café o un lugar tranquilo para tomar un café mientras estudias. Es importante que cumplas con los espacios acordados para tomar las clases y que busquen la facilidad tanto tuya, como del profesor. Tengan en cuenta el medio de transporte y el tiempo de desplazamiento.
  5. Tienes flexibilidad de contenidos: Con el profesor particular, tú puedes escoger los contenidos en los que necesitas refuerzo como prioridad. Si ves que ya entendiste un tema, puedes pasar al siguiente sin ningún inconveniente. Si por el contrario ves que necesitas algún tipo de refuerzo, pueden demorarse las horas que sean necesarias sin miedo a retrasarse a un grupo o a un syllabus.
  6. Se ajustan a tu presupuesto: En el mercado encuentras profesores que ofrecen sus clases a valores diferentes. Por esto es importante que tengas claro cuánto es tu presupuesto y así mismo, busques un profesor que se ajuste a tu bolsillo.
  7. Avanzas más rápido en los temas que estudias: Al tener un profesor particular, tienes toda su atención en ti. Es por esto que avanzarás más rápido en los temas que debes aprender. Si sientes que tienes preferencia por algún tipo de aprendizaje, puedes hablarlo con tu profesor para que el estudio sea más rápido y divertido.

Estas son algunas de las ventajas que tienes al tomar tus clases con un profesor particular. En Maestrik queremos acompañarte a alcanzar tus metas. Es por esto, que te acompañamos en tu proceso de aprendizaje y formación con profesores particulares expertos en todas las áreas del conocimiento para acompañarte a ti y a tu familia. ¡Sube al siguiente nivel!


Reserva aquí tus clases particulares con Johanna Sanabria.