Autor: Jorge Cuenca, profesional de Maestrik


En 2019, antes de la llegada del Covid-19 a nuestras vidas, Francia se posicionó como primer destino turístico en el mundo con cerca de 91 millones de visitantes internacionales. (TURESPAÑA, 2020). No obstante, muchas personas al llegar al citado país, se encuentra con enormes barreras al momento de comunicarse, principalmente en áreas alejadas de metrópolis como París. Una de estas barreras es sin duda el idioma, pues a pesar de ser una nación con alta afluencia turística, sus habitantes son reacios al uso del inglés por motivos tan diversos como la protección francófona y las rivalidades culturales e históricas con el mundo anglosajón.

En este breve, pero utilísimo texto, encontrarán diversas afirmaciones, preguntas e incluso negaciones que pueden serles útiles de paso por el país galo.

“Bonjour”, “bon après-midi”, “bonsoir”.... o simplemente « salut »

Los franceses pueden ser una población poco cálida, sobre todo en las grandes ciudades. No obstante, no está de más ser amable y saludar; puede ser una estrategia provechosa para salir de apuros, mostrarse simpático e incluso impactar positivamente en la calidad de un servicio solicitado en restaurantes, bares o cafés. Un primer paso es saludar. Si bien existen diversos saludos, podemos utilizar un corto pero fácil “salut”. “Salut”, sin pronunciar la “t” y acentuado en la “u”, significa “hola” y podemos usarlo también como “chao”. Es definitivamente el más fácil de recordar y de pronunciar.

“S’il vous plaît” y “merci”

En consonancia con la información precedente, hay dos frases que desde el colegio y la casa nos inculcan con el fin de ser amables y causar una buena impresión a donde vayamos; “por favor” y “gracias”. En francés, si tratamos a alguien de “usted”, usamos “s’il vous plaît” , que vendría a ser literalmente un “si le place”; si por el contrario, es alguien a quien tuteamos, utilizamos “s’il te plaît”, un “si te place”. En el caso del “vous”, es necesario tener en cuenta que la “ou” suena “u” y la “s” no suena, es decir, sonaría como “vu”. Para el “plaît”, el sonido vendría siendo “plé”.

Para decir “gracias”, usamos “merci”, donde la “r” suena guturalmente, es decir, se articula desde la garganta. Dado que requiere práctica, pueden pronunciarlo normal, y aunque les puedan mirar extrañamente, les entenderán.

“excusez-moi, où est….?”

Como turista surgirá contantemente dudas sobre cómo llegar a algún lugar, incluso utilizando maps desde el celular. Para éste menester, resulta útil la pregunta “excusez-moi, où est….?”, donde los tres puntos hacen referencia al lugar que desean encontrar. Literalmente, la pregunta significa “disculpe, ¿dónde está…?”, siendo su sonido “exquiuse-mua, ú es…”.

“ça fait combien?”

Al momento de preguntar el costo de algo, podemos utilizar “ça fait combien?”, que significa “¿cuánto es?”. Se pronuncia “sa fé combión?” donde la n tiene un sonido nasal.

“je voudrais…”

Al momento de pedir algo en un café o restaurante, podemos utilizar “je voudrais”, que significa “yo quisiera”. Su sonido es “ye vudré”. Para no complicarnos con los nombres de cada cosa que queramos en un momento dado, podemos utilizar “ça” al final de la oración señalando lo que queremos en el menú o escaparate. Literalmente significa “eso” y como ya fue mencionado arriba, su sonido es “sa”.

El francés es una lengua muy rica y si bien es similar en ciertos aspectos al español, no podemos utilizar nuestro idioma para hacernos entender fácilmente como ocurre en otros entornos lingüísticos como el portugués o el italiano. Estos tips seguramente los sacaran de algunos apuros, pero no está de más recibir algunas clases para defenderse mejor y no morir en el intento.

Reserva aquí con Jorge Cuenca tus clases de preparación para el examen Saber 11, inglés, francés, ciencias sociales, derecho, expresión oral, historia y geografía, redacción y gramática, preparación ielts.