Autor: Idier Correa, profesional de Maestrik

Estos son algunos consejos que sugerimos para eficazmente aprender inglés desde casa cuando hacerlo en otro lugar no sea tu primer elección, o incluso cuando lo quieras complementar con algún programa de estudios que estés llevando a cabo fuera de tu casa:

  • Estudia y no hagas nada más que eso.

En continuación al punto anterior, luego de haber apartado toda distracción de tu lugar de estudio en tu casa, ponte a estudiar y no hagas nada más que eso por el período de tiempo que hayas decidido apartar en tu agenda para estudiar inglés como mencionamos en el punto 2. Puedes tomar descansos de 5-8 minutos en intervalos de 20-30 minutos.

Bonus: mantén una botella de agua fresca y toma pequeños sorbos regularmente.

  • Revisa tu progreso.


El aprendizaje no es sólo recolectar información nueva, sino también volver a las bases o puntos anteriores para ‘revisitar’ información de antes que, probablemente, ya se te haya olvidado. Una buena forma de revisar tu progreso es repasar lo que ya has estudiado antes de continuar con una nueva lección, unidad, lista de vocabulario, etc. Esto es crucial para que sientas que estás progresando y refrescando tu banco de información y no te estés quedando sólo con lo más reciente. Haz esto periódicamente por lo menos una vez a la semana. Esto último también hace referencia a la agenda o plan de acción que definiste en el punto 2.

  • Practica lo que has aprendido con nativos.

Este puede ser el punto más complicado de cumplir a rajatabla. Recuerda que estás en la comodidad de tu casa, por lo tanto, tienes acceso, a través de innumerables aplicaciones o sitios web de intercambio de idiomas, a conversaciones (en forma de chat o llamadas de voz/video) con nativos. Anímate a contactar alguna persona en estas comunidades que puedes encontrar fácilmente en Internet y pon en práctica tu inglés.

  • Enséñale tus conocimientos a alguien en tu casa.

Esto resulta inmensamente útil ya que si te pones en la tarea de explicar lo que ya sabes a alguien más, reforzarás y solidificarás en gran medida la información y habilidades que hayas estado adquiriendo progresivamente en tu espacio de aprendizaje del inglés en tu casa. No se trata de enseñar para que la otra persona entienda. Esa persona no tiene que entender, en primer lugar. Sólo es un ejercicio para ti mismo. Te darás cuenta cuánto dominio tienes del tema en un plano general y a la vez te ayudará a identificar qué puntos debes reforzar un poco más para tener el nivel de conocimiento que quieres alcanzar. Así que si vives con un familiar, amigo, pareja, o compañero de piso, siéntate con él o ella, y explícale lo que has aprendido.

  • Recompénsate (y sal de tu casa).

Es hora de darte a ti mismo un premio por lo que has logrado. Esto es tremendamente beneficioso debido al componente de la recompensa luego de un tiempo determinado en el que has cumplido tu misión de seguir un plan estricto donde hemos descrito pequeñas tareas a lo largo de este artículo. Suele ser una buena idea salir a pasear, y recompensarte a ti mismo comprándote un helado luego de una semana de estudio responsable. O recompensarte tomándote un delicioso chocolate luego de una hora o un día de aprendizaje valioso para cumplir tu sueño de aprender inglés.


Reserva aquí con Idier Correa tus clases de inglés.