Autor: Daniella Bellizia Chacón, profesional de Maestrik


Según la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional de Colombia (ENSIN), el 24,4% de los niños colombianos presentan exceso de peso (2015). Sin embargo, este valor probablemente pudo cambiar debido al confinamiento ya que este se encuentra asociado a la falta de movilidad y al cambio en los patrones alimentarios de los niños en casa.

El fenómeno de la pandemia ha aumentado el sedentarismo en los niños ya que estos pasan un mayor tiempo frente a las pantallas de tabletas, televisores o celulares. Así mismo, hay menor actividad física espontánea (juegos en parques y recesos escolares) y de actividad física programada (deportes estructurados).

Algunos niños, al estar más tiempo en casa, pueden tomar más refrigerios de lo usual. Esto podría significar un exceso de calorías respecto al menor gasto calórico que tienen durante el confinamiento. Tomando en cuenta que en algunos casos el tipo de snack ofrecido a los niños puede ser poco saludable y muy procesado (alto en preservantes, azúcares y/o sodio). Esto tiene una alta responsabilidad por parte de los cuidadores. Los cuales tendrían que invertir más tiempo en preparar alimentos cuidando el contenido nutricional mientras realizan, en su mayoría, el teletrabajo.

Según datos de la UNICEF, 370 millones de niños en el mundo perdieron acceso a comidas escolares debido al cierre de las escuelas a inicios de la pandemia. En algunos casos, las comidas escolares eran mejor planificadas de las que se consumen en casa con respecto a la calidad nutricional del plato.

Este mismo organismo también reporta un aumento del marketing inapropiado de comida no saludable y del retraso en las políticas públicas que se estaban desarrollando para mejorar la nutrición infantil y actualizar el rotulado nutricional de los empaques.

Las principales pautas nutricionales recomendadas para combatir y para evitar el sobrepeso infantil son las siguientes:

1. Evitar el consumo de dulces y fritos (paquetes): esto lo podemos realizar mediante meriendas saludables a base de fruta entera picada con galletas integrales o  una porción de lácteos sin azúcar añadida con una manotada pequeña de frutos secos sin azúcar o sal.

2. Aumentar el consumo de pescado: Es recomendable que se encuentre presente en la mesa de 1 a 2 veces por semana, puede ser atún de lata, sardina, trucha o salmón (no frito, ni pasado por harina).

3. Aumentar actividad física aeróbica: Realizar esta actividad 5 veces por semana de 30 a 60 minutos de ejercicios no programados (juegos activos en parque) o deporte programado.

4. Consumir ensalada: Pueden consumir una porción diaria en el almuerzo de ensalada cruda o cocida.

5. Consumir 3 porciones de fruta al día: Es importante consumir fruta entera o picada en el día. Además, es bueno consumir solo una porción de fruta en jugo natural, preferiblemente sin endulzante.

6. Consumir lácteos semidescremados: Podemos consumir 3 porciones al día de leche, yogurt, kumis o quesos desnatados.

7. Cocinar con grasas saludables: Puedes usar aceite de canola u oliva. En lugar de mantequilla o margarina, usa grasas saludables como el aguacate.

8. Consumir harinas integrales en desayuno y comida: pan integral, arepa asada, tostadas integrales, avena en hojuelas, cebada perlada, galletas integrales, granola baja en grasa y azúcar, cereal integral bajo en azúcar, entre otros.

9. Cuidar el consumo de bebidas: Aumenta el consumo de agua y disminuye el consumo de gaseosas, jugos envasados, té envasado y bebidas con azúcares en general.

10. Consumir proteína animal: Es aquella que encuentras en  el huevo (no frito), queso descremado, carne baja en grasa, pollo y pescado. Es importante que la consumas en las 3 comidas principales diarias. Recuerda que  si no se tiene esa cantidad de proteína en la mesa familiar también la puedes sustituir en alguna comida por granos como frijoles, lentejas o garbanzos.

Contribuye desde casa a crear conciencia sobre la alimentación saludable, bajando el consumo de dulces y paquetes para favorecer a la salud de nuestros niños.


Reserva aquí con Daniella Bellizia Chacón tus clases de nutrición, metabolismo, biología.